Deliciosas Croquetas de Pollo hervido con Patata hervida

La mezcla de patata hervida con proteínas animales es una llave potente al paladar de cualquier persona, una combinación de suavidad y profundidad de sabor que proporciona una experiencia gastronómica muy completa, por lo que te traemos una sencilla receta de croquetas de pollo y patata para que no te quedes con las ganas. 

Ingredientes

500 gramos de patata 
250 gramos de pechuga de pollo 
50 gramos de queso rallado 
200 gramos de cebolla 
4 dientes de ajo 
2 cucharadas soperas de aceite de oliva 
2 huevos medianos 
3/4 de taza de leche 
1/2 taza de harina de trigo 
Pan rallado 
Aceite de girasol 
Sal, pimienta y perejil picado al gusto 

Preparación

1 – Lavamos bien las pechugas y les quitamos toda la grasa que puedan tener, para luego ponerlas a hervir con suficiente agua y un poco de sal durante aproximadamente 30 minutos o hasta que la carne del pollo esté bien cocida. También lavamos y pelamos nuestras patatas para ponerlas a hervir aparte hasta que se ablanden. Tanto la pechuga como la patata pueden trocearse para acelerar el proceso de cocción.

2 – Al enfriarse, desmenuzamos la pechuga finamente y preparamos un puré con la patata. Reservamos ambos elementos en el refrigerador. 

3 – Limpiamos y picamos finamente las cebollas, y en una sartén con aceite de oliva a fuego medio-alto las sofreímos hasta que transparenten e inmediatamente agregamos el pollo desmenuzado, el ajo, la sal y la pimienta. Integramos bien, apagamos el fuego y tapamos para facilitar la integración de aromas y sabores. Dejamos enfriar y reservamos.

4 – Salpimentamos el puré de patata y le añadimos el perejil picado. Seguidamente tomamos pequeñas porciones de puré (la cantidad que entre cómodamente en la palma de la mano) y aplanamos hasta que tenga aproximadamente un dedo de grosor. Vertemos una cucharada de la mezcla del pollo en el centro y cerramos hasta formar una esfera alargada. Dejamos reposar nuestras croquetas en el refrigerador por una hora. 

5 – En tres platos de poca profundidad, disponemos de los huevos batidos, la harina de trigo y el pan rallado respectivamente. 

6 – Calentamos abundante aceite de girasol (o cualquier otro aceite apropiado para frituras), en una sartén a fuego alto. Disponemos de nuestras croquetas refrigeradas y las pasamos por el huevo, la harina de trigo, huevo otra vez y por último por el pan rallado y las echamos a freír inmediatamente, dependiendo del tamaño de la sartén trata que no sean más de 5 o 6 croquetas simultaneas, así resultará más fácil darles la vuelta. Deben quedar doraditas, no quemadas. 

7 – En un plato con papel absorbente de cocina, vamos colocando nuestras croquetas en la medida que vayan saliendo. Las dejamos enfriar un poco y las podremos servir con la salsa y contornos de nuestra preferencia, aunque ya de por sí solas son una delicia. ¡Atrévete a probarlas!

Consejo: Para que te queden más crujientes, prueba colocando el plato con huevo batido sobre un bol con hielo y asegúrate que el aceite este bien caliente (puedes colocar un trocito de puré en el aceite; cuando veas burbujitas, es el momento). 

Tiempo en preparar la receta

– Tiempo de preparación: 45 minutos (más 1 hora de refrigeración) 
– Tiempo de cocción: 15 minutos 
– Tiempo total: 60 minutos 

Valor nutricional

Una croqueta de pollo y patata de 60 gramos nos aporta aproximadamente 155 calorías, esto equivale al 7,38% de las 2100 calorías diarias recomendadas para una persona promedio. Además de su peso total contienen cerca de 17,25% de proteína; 15,4% de grasa y 13,25% de carbohidratos. Los valores pueden variar ligeramente dependiendo de la calidad de los ingredientes empleados.